top of page
image (18).webp

Scrum: qué es, cómo funciona y por qué es tan efectiva

Actualizado: 2 dic 2022



La gestión del proyecto es, quizás, una de las partes más difíciles del proyecto en sí. Coordinar tiempo, recursos, diferentes equipos y asignar tareas es un proceso de gran peso que puede diferenciar entre un proyecto exitoso y un fracaso. Es por esto que se han creado las metodologías ágiles; y una de las más eficaces es la metodología Scrum.


Las metodologías ágiles son estrategias integrales que ayudan a los grupos de trabajo y/o empresas a gestionar sus proyectos con mayor rapidez, flexibilidad y optimizando tiempo y recursos. Estas metodologías son cada día más utilizadas y, en el sector de desarrollo de software, la metodología Scrum ha tomado mucha fuerza, debido a la eficacia que tiene si se implementa correctamente.


Para implementar correctamente la metodología Scrum, es necesario conocer cuáles son sus características, roles, en qué se basa y cómo se determinan los objetivos. Es por eso que hemos creado este artículo, en donde explicaremos en qué consiste esta metodología, cuáles son los roles que la conforman y cómo puedes ponerla en práctica para optimizar la gestión de un proyecto.


Cabe destacar que conocer sobre metodologías ágiles es un must have en tu CV como programador, por lo que conocer sobre estas y saber cómo se llevan a cabo es crucial en el mundo laboral.


Scrum: la metodología ágil para adaptarse a los cambios


Primero, es necesario saber qué es la metodología Scrum.


Scrum es una metodología ágil de trabajo que permite el trabajo colaborativo en un equipo o entre equipos de una misma empresa y/o proyecto. Esta anima a los equipos a aprender mediante la experiencia, autoorganizarse y reflexionar sobre sus victorias y derrotas; todo con el fin de mejorar continuamente.


Esta metodología incluye un conjunto de reuniones, herramientas y funciones que, de forma coordinada, ayudan a los equipos a estructurar y gestionar su trabajo. Con la finalidad de que el proyecto se desarrolle de manera correcta y optimizando recursos.


Origen del término “Scrum”


El término “Scrum” se origina en el rugby. En rugby, un “Scrum” es un tipo de formación fija cuyo objetivo es conseguir la pelota y volver a ponerla en juego, tras una falta menor. De esta forma, como metodología, Scrum es una metáfora para que los jugadores trabajen en equipo, con el fin de lograr un objetivo concreto.


La primera vez que se utilizó el término por primera vez fue en un artículo de Harvard Business Review, en 1986. Aquí, también se establece que una metodología Scrum bien aplicada cumple con:

  • Equipos autónomos.

  • Fases solapadas en el desarrollo.

  • Seguimiento sin control constante, pero con estructura.

Beneficios de la metodología Scrum


La metodología Scrum tiene varios beneficios, tanto para el proyecto, como para el equipo de trabajo y el cliente; después de todo, es una de las metodologías más utilizadas en el desarrollo de software. Entre estos beneficios, tenemos:

  • El trabajo en equipo se fomenta y fortalece, convirtiéndose en una prioridad.

  • Cada equipo tiene mayor autonomía, por lo que se enfocan mejor en alcanzar el objetivo.

  • El modelo Scrum se basa en la autodisciplina y autogestión del tiempo, lo que repercute positivamente en el sentido de la responsabilidad.

  • Fomenta la comunicación y la transparencia en el equipo de trabajo.

  • Los clientes finales tienen un mayor control y confianza ante el desarrollo del proyecto.

  • Los clientes no tienen sorpresas al final, puesto que saben cómo se desarrolla todo el proceso y el producto final que tendrán.

  • La metodología Scrum está diseñada para que la flexibilidad y adaptabilidad aumenten, por lo que es más sencillo adaptarse a los cambios o requisitos diferentes.

Perfiles dentro de la metodología Scrum


Para entender el funcionamiento de la metodología Scrum, hay que conocer los perfiles que la conforman, puesto que cada uno cumple un papel importante en el desarrollo de cada fase. En ese sentido, veamos primero cuáles son los roles y después las funciones de los mismos en el proceso.


Product Owner


El Product Owner es quien se encarga de representar al cliente en el equipo Scrum, velando porque sus necesidades y aspiraciones sean cubiertas por el producto final. De esta forma, se garantiza que el producto a realizar sea útil y cumpla con las expectativas.


Entre sus funciones, tenemos:

  • Ayudar a desarrollar el objetivo del producto en el tiempo estipulado.

  • Comunicar cuáles son las inquietudes y expectativas del cliente con respecto al producto final.

  • Asegurarse de que la creación del producto sea transparente y entendible, tanto para el equipo, como para el cliente.

Scrum Master


El Scrum Master es el encargado de velar para que la metodología y guía Scrum se cumpla correctamente. Siendo así, este rol cumple con la responsabilidad de la efectividad del equipo Scrum, permitiéndole mejorar sus prácticas dentro de las guías establecidas.


Una de sus principales tareas es asegurarse de que las reuniones importantes y los Dailys Scrum se ejecuten correctamente y dentro del tiempo apropiado. Sus otras funciones son:

  • Identificar pequeñas mejoras que se puedan hacer al producto y ayudar al equipo a realizarlas, con la finalidad de aumentar el valor del producto ante el cliente.

  • Eliminar los impedimentos de trabajo dentro del equipo.

  • Asegurarse de que todos los miembros del equipo sean productivos y se mantengan dentro del marco dentro del tiempo estipulado.

Scrum Master vs. Project Manager

Muchas veces se confunde el rol del Project manager con el del Scrum Manager y, aunque los dos tengan similitudes y compartan habilidades, son muy diferentes.


La principal diferencia es que al Scrum Manager (SM) no le corresponde asumir la gestión de cambios en un proyecto, ni tampoco la gestión de las prioridades. El SM se encarga de ayudar al equipo a entender la teoría y práctica del Scrum en el desarrollo del proyecto.


Scrum Team


Este es el nombre que recibe el equipo encargado de realizar el producto final, bajo la metodología Scrum. Se caracteriza por ser un equipo de estructura horizontal, autoorganizado y capaz de realizar su gestión sin supervisión constante.


Los Stakeholders


Lo que se conoce como Stakeholders son los participantes de en una empresa, de forma interna (empleados) o externa (accionistas, clientes, proveedores, etc.).


Estos pueden ser grupos o individuos que tienen impacto en una organización y los resultados de sus acciones, de manera que cualquier decisión de la compañía puede afectarles, directa o indirectamente.


Cómo funciona la metodología Scrum - Fases


Ahora que sabemos cuáles son los roles dentro de esta metodología ágil, es momento de ver cómo funciona. Para entender esto, es necesario saber que esta es una metodología con un marco de trabajo que se desarrolla siguiendo un sistema, empezando con la creación de la Product Backlog.


#1 Creación de la Product Backlog


La creación de una Product Backlog es el primer paso para desarrollar un proyecto bajo la metodología Scrum. Esta se trata de un archivo que recopila el conjunto de tareas a realizar para que el proyecto se desarrolle correctamente, sus requerimientos y funcionalidades.


Este es un documento libre y editable, por lo que cualquier miembro del equipo puede modificarlo, pero solo el Product Owner es quien puede asignar prioridades y es el responsable del documento.


Para hacer una buena Product Backlog, es necesario tener en cuenta que esta debe cumplir con:

  • Ser específica. Debe reflejar muy bien cuáles son los requisitos del producto y las características que afectan el desarrollo del mismo, con la finalidad de que todos capten la misma información.

  • Ser dinámica. La Product Backlog es un documento que no deja de evolucionar y está en constante cambio. Se adapta a las demandas del cliente y las decisiones del Product Owner.

  • Debe respetarse y entender su función e importancia dentro del proyecto.

#2 Creación del Sprint Backlog


El Sprint Backlog es un documento (diferente del Product Backlog), en donde se registra la información de las tareas a realizar y quién las va a desempeñar. Aquí, se asignan horas de trabajo, se delegan tareas y se determina que tanto volumen de tareas hay, para evaluar si hay que establecer metas más pequeñas o grandes.


Por otro lado, se entiende que el Sprint es el periodo en donde se realizan todas las acciones antes definidas, y se ve parcializado por entregas para testear el producto final. El Sprint es un ciclo, que dura de una a cuatro semanas y debe repetirse tantas veces como sea necesario hasta que todos los elementos del Blacklog hayan sido entregados.


#3 Sprint Review


El Sprint Review tiene como objetivo brindar transparencia, tanto al equipo, como al cliente, de todo lo que se está realizando en torno al proyecto. Esta es una reunión, que bien puede ser informal, y se lleva a cabo cuando una fase del Sprint termina.


Durante el Sprint Review, se marca el estado de las tareas, la evolución del proyecto y los requerimientos pendientes para el siguiente Sprint. Esta reunión puede tardar tanto como sea necesario, aunque normalmente se dedica una hora por cada semana que haya durado el Sprint (por ejemplo, si este ha durado 4 semanas, entonces será una reunión de 4 horas).


Cada hora se utiliza para explicar qué se hizo cada semana del Sprint, se hace una revisión, se explican los ítems del Product Backlog y se rectifica que los objetivos hayan sido logrados. Todo con la finalidad de pasar a la siguiente fase o Sprint del proyecto.


La persona encargada de esta reunión es el Product Owner, mientras que el Scrum Master se encarga de que se lleve a cabo correctamente en los tiempos establecidos. Al final, se tratan los puntos importantes de la siguiente Sprint y se realiza la nueva Product Backlog.


#4 Sprint Planning Meeting y las Dailys Scrum


Estos dos factores son importantes para evitar los tiempos muertos o de inactividad. Después del Sprint Review, el Product Owner se encarga de priorizar las tareas contenidas en el Product Backlog, para determinar el objetivo del siguiente Spring. Esta fase se conoce como el Sprint Planning Meeting.


Por otra parte, las Dailys Scrum son reuniones diarias en donde se hace un seguimiento del proyecto y se controla el cumplimiento de las tareas asignadas. Aquí, se reportan las tareas del día y las que están pendientes para el día siguiente.


Conclusión


No hay duda de que el conocimiento de las metodologías ágiles y la adopción de alguna es el camino ideal para el desarrollo de proyectos de software.


La metodología Scrum es una de las más populares, debido a sus casos de éxito y, aunque tiene una estructura que puede parecer rígida, la verdad es que puede adaptarse a diferentes entornos. Incluso equipos de trabajo no relacionados con el desarrollo.


Conocer sobre sus roles, fases y los beneficios que implica, es esencial para saber qué papel ocupas cuando debas ser parte de un Scrum Team.

image (2).webp
logomorado.png

Todos los derechos reservados © LarnU 2022

Nos respaldan:

corfo.png
startup.png