top of page
image (18).webp

Burnout laboral: identificación, tratamiento y prevención

Actualizado: 2 dic 2022



El burnout laboral es un síndrome que siempre ha existido, pero se ha visibilizado mucho más en los últimos años. Aunque no se trata de una enfermedad, el síndrome del burnout es un factor que puede desencadenar enfermedades serias y mortales, sobre todo las que derivan del estrés.


También conocido como el síndrome de estar quemado o el síndrome de desgaste laboral, cuando hablamos de burnout laboral, hablamos de algo bastante serio, que puede afectar a tu salud de manera negativa. Es por esto que hemos preparado una guía sencilla para que aprendas a identificar, prevenirlo y con más información sobre este síndrome que puede presentarse en cualquier persona.


¿Qué es el Burnout laboral?


El burnout laboral es el síndrome que produce un estado de agotamiento físico, mental y emocional, vinculado al estrés producido por el trabajo, el ámbito laboral y el estilo de vida del empleado.


Este tiene muchos nombres, entre ellos están burnout syndrome, síndrome de estar quemado, síndrome del desgaste laboral, etc. Pero todos se refieren a lo mismo y puede tener graves consecuencias, tanto físicas, como psicológicas.


Aunque no es un factor determinante, este síndrome suele presentarse en personas que han escogido su profesión basándose en su vacación/pasión, siendo más frecuente en personal del sector de salud, educadores y trabajadores sociales.

¿Sabías que, en los últimos años, los programadores están siendo más vulnerables ante el síndrome del desgaste laboral? Infórmate más en nuestro artículo sobre el síndrome del burnout en programadores.


El síndrome del burnout laboral fue reconocido como enfermedad en 2019 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y fue incluida en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11) en enero del 2022.


Posibles causas


Existe la creencia de que el único detonante del síndrome es el estrés ocasionado por el trabajo. Esta es una falsa suposición, ya que, aunque el estrés sí influye, también son necesarios otros factores, juntos o no, para desarrollar el burnout.


No existe una sola causa para cada caso, puesto que cada persona reacciona diferente, pero los estudios sobre este síndrome han demostrado que quienes lo padecen presentan algunas de las siguientes causas:

  • Carga de trabajo excesivo: muchas veces el burnout laboral se manifiesta en personas que están desempeñando varios cargos al mismo tiempo, tienen más de un trabajo o se hacen cargo de las responsabilidades de sus compañeros. Esto solo deriva en más tiempo para asuntos laborales y menos tiempo para sí mismos, lo que desencadena, inevitablemente, el síndrome de estar quemado.

  • Ausencia de apoyo en el entorno laboral: la falta de comunicación, aliento, formación por parte de la empresa y la falta de interés son factores que, junto con otras incomodidades, desarrollan síndrome de burnout laboral en un trabajador.

  • Expectativas interpersonales: muchas veces, los trabajadores tienen expectativas respecto a su actividad laboral que no se ajustan a la realidad cotidiana. Este choque hace que el empleado desarrolle síntomas como ansiedad, apatía o tristeza.

  • Bajo salario en relación con la carga laboral: esto también tiene que ver con las expectativas. La mala compensación del trabajo conlleva al desgaste total, buscando siempre hacer más para ser más recompensado o buscando otras fuentes de ingresos para cubrir las deficiencias del trabajo principal.

  • Características de la persona: con esto nos referimos al estado anímico y psicológico del empleado, puesto que es mucho más fácil que este síndrome se desarrolle en personas con baja autoestima, depresión o ansiedad, que en personas que no padecen estos trastornos.

  • Altos niveles de estrés: el estrés está altamente asociado con el burnout, sí, pero no se debe considerar el único causante. El estrés, en bajas dosis, es bueno para que el cuerpo y la mente se mantengan alertas y puedan realizar las tareas, pero, cuando el nivel de estrés es alto, el resultado es todo lo contrario. De hecho, todas las causas del síndrome del burnout también son causas de estrés.

Tipos


El síndrome de desgaste profesional se puede dividir en dos tipos:

  • Burnout activo: es cuando el empleado mantiene una actitud asertiva y busca las soluciones ante las diferentes situaciones. Su interpretación del problema viene de afuera, de la empresa, el entorno, sus compañeros o la situación en general.

  • Burnout pasivo: es el que más afecta al empleado, ya que se siente afligido, adopta una actitud pesimista y predomina la evitación de la fuente de estrés.

Síntomas comunes y no comunes del burnout laboral


El término “síndrome del burnout laboral” ha sido muy popular últimamente y muchas personas saben lo que significa y sus síntomas. Sin embargo, los síntomas menos frecuentes se quedan por fuera de la difusión y muchas personas no tienen la información completa para identificarlo.


Es por esto que hemos decidido separar la lista de síntomas en “comunes” y “no comunes”. Los síntomas comunes son:

  • Agotamiento físico y mental.

  • Sentimiento de fracaso general o laboral.

  • Baja autoestima.

  • Poca realización personal.

  • Nerviosismo en estado permanente.

  • Dificultad para concentrarse.

  • Insomnio.

  • Irritabilidad.

  • Bajo rendimiento.

  • Sentimiento de culpa al realizar cualquier otra actividad que no sea trabajar.

Mientras que, los síntomas menos comunes, pero aún presentes, son:

  • Dolor de cabeza o migraña crónica.

  • Comportamiento agresivo.

  • Taquicardia.

  • Ataques de ansiedad.

  • Ataques de asma en pacientes asmáticos.

  • Sensación de ahogo o náuseas.

  • Problemas para comunicarse.

  • Pérdida de disfrute por cosas o actividades que antes se disfrutaban.

Prevención


La prevención del síndrome del burnout laboral siempre debe comenzar por las empresas. Estas son algunas de las medidas que las empresas que se preocupan por sus empleados pueden hacer para evitar esta situación:

  • La primera medida es identificar las situaciones que generan estrés y ansiedad en los trabajadores, en función de encontrar una forma de mitigar esto.

  • Mejorar la organización de la empresa, con el fin de identificar donde crear nuevos puestos, apoyar y proporcionar herramientas para que el trabajo de cada empleado sea acorde.

  • Proporcionar formación para que los empleados tengan las herramientas y conocimientos para desempeñar las tareas que se les exige.

Por otra parte, también hay acciones que el empleado puede poner en práctica, para evitar situaciones que desencadenan el burnout. Estas son:

  • Adquirir una actitud asertiva y comunicar sus inquietudes de la forma adecuada.

  • Tomar acciones pertinentes cuando se identifica un ambiente laboral tóxico (denunciar abusos, solicitar cambios de estructura, incluso cambiar de trabajo).

  • Mantener expectativas realistas con respecto a las actividades a desempeñar y el salario a percibir. Tener expectativas salariales fuera de la realidad o aspirar a un cargo que no corresponde puede generar un alto nivel de frustración y desgaste laboral.

La prevención de burnout es un trabajo de ambas partes y si, como trabajador, identificas que tu empresa o jefes no se preocupan por tu bienestar físico y mental, lo mejor será que pienses en buscar nuevas opciones.


Tratamiento para el burnout laboral


En caso de que hayas confirmado que padeces del síndrome del desgaste laboral, este debe ser abordado de forma global y con mucha paciencia, pero sobre todo con iniciativa y convicción. Una persona no puede afrontar este síndrome si niega que hay una situación o no quiere aceptar que hay un problema.


El tratamiento para el burnout laboral es individual, puesto que se conforma de acciones que el propio el individuo debe llevar a cabo:

  • Convicción por sanar. De nada sirve identificar el burnout si no tienes la convicción de actuar y salir de ahí. Se empieza por buscar ayuda profesional.

  • Tratamiento psicológico. Después de identificar que padeces el síndrome del burnout, debes acudir a un profesional para tratar las secuelas y obtener las herramientas para llevar una vida sana, sin exceso de trabajo.

  • Aprender a controlar el estrés y entender que el descanso y la relajación son parte de la productividad.

  • Trabajar en la autoestima y en controlar la ansiedad.

  • Desarrollar hábitos saludables, como comer sano, hacer ejercicio, limitar los vicios y drogas, etc. Además de adquirir hábitos de organización que te permiten tener una buena relación trabajo - vida personal.

Muchas veces, el burnout genera depresión y/o ansiedad en personas que antes no lo padecían, por lo que el tratamiento para estos trastornos debe hacerse por separado, con profesionales y medicación (en caso de ser necesario).


En LarnU, te invitamos a pedir ayuda psicológica si te identificas con alguna información de este artículo. El síndrome del burnout laboral no es algo que se deba tomar a la ligera y su prevención y tratamiento son cruciales para mantener una buena calidad de vida.

image (2).webp
logomorado.png

Todos los derechos reservados © LarnU 2022

Nos respaldan:

corfo.png
startup.png

Producto

platanus.png

Oficinas:

🇨🇱 Chile

Avenida Apoquindo 6410, Of 605

Las Condes, Santiago

+569 81801932

Contáctanos:

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram